Se aplica al cáncer que crece, se disemina o empeora.