Med.

La presencia de aire o de gas en los tejidos subcutáneos; el aire o el gas puede proceder de la rotura de una vía aérea o un grupo de alveolos y emigrar a través de los espacios subpleurales hasta el mediastino y el cuello. La cara, el cuello y el tórax pueden tener un aspecto tumefacto, los tejidos cutáneos pueden estar dolorosos y se puede escuchar un sonido de crepitación cuando se mueve el aire por debajo de ellos. A veces, el paciente experimenta disnea, y puede aparecer cianosis si el escape de aire es importante; el tratamiento pude requerir la incisión para liberar el aire atrapado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.