El enlace debido a la atracción establecida entre iones que llevan cargas de sentido contrario. En medicina, se aplica a la fuerza que mantiene juntos los átomos mediante la transferencia de un solo electrón de valencia, como un catión a un anión; los compuestos iónicos no forman verdaderas moléculas, y en solución acuosa se descomponen en los iones que los constituyen.