Med. Dep.

El entrenamiento continuo que se ejecuta con una intensidad de trabajo equivalente al 85-95% de la frecuencia cardíaca máxima de una persona. El entrenamiento continuo de gran intensidad es un medio eficaz para desarrollar la resistencia física y, si se practica con la suficiente intensidad, ayuda a desarrollar una velocidad adecuada para la competición. No obstante, se debe incorporar un entrenamiento de ritmo más lento (por ejemplo, fartlek) en el programa de entrenamiento al menos una o dos veces por semana como descanso de estrés de un entrenamiento continuo de gran intensidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.