Med. Dep.

El ejercicio realizado específicamente para desarrollar la fuerza. El entrenamiento de la fuerza suele consistir en entrenamiento con pesas mediante ejercicio de contrarresistencia progresiva que incorpora una repetición máxima para asegurar la sobrecarga: sistema piramidal, sistema de multiserie, sistema de superserie, sistema de peso múltiple. Otro ejercicio para el entrenamiento de la fuerza es el ejercicio de fondo para todo el cuerpo, el ejercicio con balón medicinal, el entrenamiento en circuito y el ejercicio pliométrico. El entrenamiento de la fuerza tiene efecto miógeno y neurógeno que por lo general se desarrolla con lentitud. El tiempo invertido en mejorar la fuerza varía, dependiendo del factor genético, de la edad, el sexo y el grupo de músculo que se ejercita. Pero tal vez pasen varias semanas para obtener mejora moderada en la fuerza. El efecto del entrenamiento de la fuerza es hipertrofia muscular; endurecimiento del tejido conjuntivo, de articulación y hueso, y reducción de la grasa corporal. Para ser eficaz, el entrenamiento de la fuerza, se tiene que efectuar al menos en sesión de 45 minutos.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.