De epi- y el gr. κλίνη, adj. Bot.

Colocado sobre el tálamo, como los nectarios epiclinos; es debido a Mierbel, se opone a epígino. Tratándose de vástagos, se aplica a cualquiera de los que, para lograr una posición favorable a su nutrición y, luego de obtenida, conservarla, necesitan de un sostén.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.