Del lat. epidermis, der. del gr. ἐπιδερμίς. f. Biol. Zool. Anat. Bot.

La capa más externa de la dermis. En biología, zoología y anatomía, el epitelio ectodérmico que envuelve el cuerpo de los animales: puede estar formada por una sola capa de células, como en los invertebrados, o por numerosas capas celulares superpuestas que cubren la dermis, como en los vertebrados. La epidermis es la capa más externa del cuerpo animal. En los invertebrados la epidermis sólo suele tener una capa celular de grosos y está cubierta por una cutícula. En los vertebrados, la epidermis es la más delgada de las dos capas celulares: una capa basal con célula que se divide y ocupa la parte intermedia (capa de Malpighi), y capa de cubierta que va acumulando queratina, una proteína fibrosa (queratinización). La capa más externa de las células de la epidermis, el estrato córneo, forma una capa protectora, resistente al agua: la epidermis, puede llevar varias estructura especializada, por ejemplo, plumas y pelos. En botánica, el tejido adulto primario que envuelve el cuerpo de la planta y lo protege principalmente contra la pérdida de agua. Generalmente, se compone de un solo estrato de célula, muy juntas, sin meato alguno entre ellas, de forma laminar y a menudo de contorno sinuoso en su flanco, perfectamente trabada entre sí. La membrana externa de estas células suele estar tanto más engrosada cuanto mayor sea la protección que deba prestar a la planta, y en este caso se cutiniza en mayor o menor grado. Además, la epidermis, salvo en la raíz, está revestida de una membrana de cutina, la cutícula. En la epidermis que recubre el órgano epigeo se halla el estoma. La epidermis tiene su origen en el dermatógeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.