El grupo de enfermedades cutáneas hereditarias poco frecuentes en las que se desarrollan vesículas y ampollas, especialmente en zonas traumatizadas; las formas graves también afectan a las membranas mucosas y pueden dejar escaras y contracturas al cicatrizar.