Se define como los servicios que proporciona un hospital en la asistencia continuada a un paciente con un problema médico u otro trastorno de la salud.