De epi- y el gr. ζῷον, adj. Bot.

Se aplica a los hongos que vegetan sobre animales vivientes. Tratándose de plantas zoocoras, se aplica a aquellas cuyos disemínulos se pegan a los animales (F. Q.). Dícese también este calificativo a la difusión de gérmenes patógenos por animales que los transportan pasivamente (J. del C.). Ver difusión.