Med.

La capacidad para mantener el control postural del tronco, así como los cambios que se han de realizar para soportar el peso del cuerpo en cada lado y así liberar una extremidad para una función determinada, como al agarrar o alcanzar algo.