Med.

Se aplica al estado en el que la ingesta de líquidos es igual a las pérdidas de líquidos.