Del lat. erectĭo, -ōnis, f. Fisiol. Med.

Acción y resultado de erigir o erigirse. En fisiología, el estado que presenta el pene tras experimentar un levantamiento y endurecimiento debido a la afluencia de sangre en él, provocados por una excitación sexual u otro estímulo, o cualquier otro tejido orgánico. En medicina, la hinchazón del tejido esponjoso del interior del pene con sangre que hace que este se ponga firme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.