Med.

El enrojecimiento o inflamación de la piel extendida sobre una gran superficie corporal.