De eritro- y el gr. ποίησις, der. de ποιεῖν, f. Bioquím.

La formación de glóbulos rojos de la sangre (eritrocito) en la médula ósea roja (tejido hematopoyético): la estimula la eritropoyetina. El primer precursor que se puede distinguir microscópicamente es el proeritroblasto, que se desarrolla de la célula madre hematopoyética, y da lugar sucesivamente al eritroblasto precoz, eritroblasto intermedio y eritroblasto tardío, en los que la hemoglobina se sintetiza. En los mamíferos el núcleo sale de la célula y ésta queda de forma bicóncava, conocida como reticulocito. El reticulocito es la forma celular que sale a la sangre periférica, donde en unos dos días madura a eritrocito adulto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.