Med.

El grado de error que se puede tolerar sin que ello invalide la utilidad del resultado analítico desde el punto de vista médico; se define como el erro que posee un límite del 95% de error analítico; solamente una determinación de cada 20 puede tener un error superior a este límite.