Flora Iberica: Plantas herbáceas, anuales o bienales, glabras o con pelos simples. Hojas anormalmente muy divididas, pinnatipartidas o pinnatisectas. Flores en racimos ebracteados, corimbiformes en la antesis, alargados en la fructificación. Sépalos erectos. Pétalos lilas, con larga uña. Nectarios medianos cónicos, los laterales prisrismáticos, deprimidos. Androceo tetradínamo. Estigma pequeño, capitado. Frutos en silicua, con los dos artejos –valvar y estilar– fértiles, bien diferenciados, con nervios longitudinales visibles; el valvar dehiscente; el superior (rostro) indehiscente, normalmente monospermo u oligospermo, abruptamente contraído en el estilo. Semillas elipsoidales o globosas; cotiledones incumbentes, lineares, no conduplicados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.