Flora Iberica: Hierbas de anuales a perennes, con pelos simples o más raramente glabras. Hojas basales y medias lirado o sublirado-pinnatisectas (dentro del ámbito de esta flora). Flores en racimos alargados, en general ebracteados o solo bracteados en la base. Pedicelos filiformes. Sépalos de erectos a patentes; subiguales, al ser los internos solo ligeramente gibosos en la base. Pétalos unguiculados, amarillos. Androceo tetradínamo. Nectarios medianos ovoides o cilíndricos, los laterales semianulares o bilobados. Frutos en silicua linear, de sección cuadrangular; valvas netamente uninervadas, dehiscentes; rostro ± cónico, con 0-2 semillas. Semillas uniseriadas, ovoides; cotiledones conduplicados, ligeramente escotados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.