Flora Iberica: Árboles o arbustos, glabros, pilosos o glandulosos. Hojas perennes. Inflorescencias en racimos terminales o, más raramente, axilares, a veces flores solitarias, axilares, con lo que el conjunto simula un racimo folioso. Flores con hipanto hemisférico o turbinado, soldado al ovario. Cáliz con 5 segmentos. Pétalos libres, ovados o linear-espatulados, erectos o patentes. Estambres 5, alternipétalos. Disco hipógino plano o atenuado en el estilo. Ovario ínfero, 2-3 locular; estilo simple, con el estigma bífido. Fruto en cápsula que lleva en su ápice el tubo calicino y el estilo. Semillas numerosas, oblongo-ovoideas u obovoideas, curvadas. Comprende aproximadamente 39 especies, que son nativas todas ellas del C y S de América (Costa Rica-Panamá; región andina, desde Venezuela y Colombia hasta Chile y Argentina; SW de Brasil, Uruguay y NW de Argentina). Algunas se cultivan en jardinería, razón por la que están muy extendidas. En Europa son frecuentes, como subespontáneas, algunas formas, o variedades, de E. rubra (Ruiz & Pav.) Pers.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.