En las flores e inflorescencias de las coníferas y de otras gimnospermas, porción fértil de un macrosporofilo, o un macrosporofilo entero, que nace respectivamente en la base o en la axila de la escama tectriz y trae los rudimentos seminales. Convertidos éstos en semillas, suele protegerlos todavía en el carpoide resultante por haberse desarrollado más que la escama tectriz.