Med.

El endurecimiento progresivo y generalizado de la piel y el tejido subcutáneo del recién nacido, por lo habitual se trata de un proceso mortal que se produce como resultado de un intenso estrés pro frío en lactantes prematuros gravemente enfermos.