La forma de esclerodermia que se caracteriza por la formación de un tejido fibroso engrosado, engrosamiento y adherencia de la piel a los tejidos subyacentes. La enfermedad, que puede ir precedida por un fenómeno de Raynaud, progresa hasta afectar los tejidos del corazón, pulmones, aparato genitourinario y riñones.