Es un tratamiento que se usa para destruir vasos sanguíneos anormales. En un vaso sanguíneo, se inyecta un líquido que hace que se seque y se rompa. La sangre fluye a través de venas cercanas sanas, y el tejido normal absorbe el vaso sanguíneo destruido. La escleroterapia se utiliza para tratar ciertos tipos de tumores vasculares. También se usa para tratar várices y venas en forma de araña, hemorroides y otros problemas en los vasos sanguíneos.