Med.

Se aplica a los movimientos involuntarios y estereotipados de un pequeño grupo de músculos, por ejemplo, los de la cara. El espasmo suele ser psicógeno y puede agravarse pro al tensión o la ansiedad, aunque por lo general se puede controlar.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.