Med.

La técnica que usa luz de baja intensidad, instrumentos de fibras ópticas y detectores para examinar tejidos. Está en estudio como una manera de determinar las diferencias entre células normales y células que se pueden volver cancerosas, y para identificar las células cancerosas que quedan en los bordes del tejido tumoral que se extirpó de un paciente.