Definido como un patrón de expectativas y deseos que es suficiente para movilizar energía a su favor y que puede reforzarse: diagnóstico de enfermería aceptado por la Seventeenth National Conference on the Classification of Nursing Diagnoses.