Del lat. espina, f. Zool. Anat. Bot. Arqueol.

Trozo de un material que es pequeño, alargado y con punta y que se puede clavar (astilla). En zoología, cada una de las partes duras, finas y puntiagudas, que forman parte del esqueleto de los peces y equinodermos. En anatomía, apófisis ósea, larga y delgada (columna vertebral). En botánica, dícese del órgano o de la parte orgánica axial (braquiblasto afilo, raíz) o apendicular (hoja o porción de hoja, raquis foliar, estípula) endurecido y puntiagudo, esta lignificada y posee tejido vascular, no se puede separar del órgano que la trae sin desgarrar tejido subyacente. Compara con aguijón. En palinología, prominencia puntiaguda de base redondeada de los granos de polen llamado espinado. En arqueología, muro bajo y aislado en medio del circo romano, alrededor del cual corrían los carros y caballos.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.