Del neol. lat. spiralismus, der. de spira, m. Bot.

Se aplica al fenómeno a favor del cual ciertas plantas de hojas opuestas o verticiladas pueden anómalamente presentarlas ordenadas en sucesión helicoidal. A pesar de ello, sin embargo, siguen unidas por sus bases, sin poder separarse, lo cual obliga al tallo a enroscarse. El espiralismo se ha observado en los géneros Dipsacus, Galium, Valeriana, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.