Med.

La forma de esquizofrenia que se caracteriza por períodos alternantes de introversión y de excitación extremos. Durante el período de introversión se puede observar estupor, rigidez muscular, mutismo, bloqueo, negativismo y catalepsia (flexibilidad cérea); durante la fase de excitación la actividad inútil e impulsiva puede variar desde la agitación moderada hasta la violencia.