Definido como la medida en la cual los signos fetales están dentro de los límites normales desde el inicio del parto hasta el alumbramiento: resultado de enfermería recogido en la Nursing Outcomes Classification (NOC).