El estado descrito por una función propia.