El orificio de salida pélvico anormalmente pequeño, que puede ser anteroposterior o transverso y tiene importancia en el parto porque puede impedir el paso del niño a través del canal del parto.