Se define como la prueba en la que se utiliza radiación u otro procedimiento de imaginología para encontrar signos de cáncer u otras anormalidades.