Del lat. excipĭens, -entis, m. Med.

La sustancia inactiva usada para hacer que un producto sea más grande o más fácil de manejar. Por ejemplo, los excipientes suelen usarse para fabricar píldoras o cápsulas porque la cantidad del medicamento activo es demasiado pequeña para manejarla de manera conveniente.