Del lat. excretĭo, -ōnis, Biol. Bot. Fisiol.

Acción y efecto de excretar. En biología, la expulsión del producto del metabolismo al exterior de la célula donde se han acumulado: incluyendo el dióxido de carbono y la urea del cuerpo. En botánica, la secreción que se vierte al exterior de la célula, pero en general se concede el mismo valor a secreción que a excreción.
La excreción es la eliminación por un organismo del producto de desecho que se origina como resultado de la actividad metabólica: el producto incluye el agua, el dióxido de carbono y el compuesto nitrogenado. La excreción tiene gran importancia para mantener constante el medio ambiente interno de un organismo (homeostasis). En la planta y en los animales más simples el producto de desecho se excreta por difusión simple, pero en los animales superiores hay órgano y sistema especializado para esta función (túbulos de Malpighi y nefridio). Son ejemplo de órgano de excreción en los animales vertebrados: el pulmón (para el dióxido de carbono y el agua); el riñón (para el desecho nitrogenado y el agua), y el tubo digestivo en su porción inferior: los mamíferos excretan pequeñas cantidades de urea, sales, y agua a través del sudor, por la piel.

3 comentarios en “excreción

  1. Supér interesante la información, muchas gracias a sido de gran utilidad. Pero fuera bueno que extendieran y profundizaran la información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.