Expeler el excremento. En fisiología, separar y eliminar de la sangre o de los tejidos de un cuerpo (sustancias superfluas); eliminar por desasimilación; expulsar los residuos metabólicos, como la orina o el anhídrido carbónico de la respiración. En medicina, eliminar el material de desecho de la sangre, los tejidos o los órganos por medio de una secreción normal; por ejemplo, por medio del sudor, la orina o las heces.