Med.

Es un trastorno congénito de la piel, transmitido como rasgo autosómico recesivo, en el que existe una membrana escamosa que cubre la piel del lactante y que se descama en las 24 horas siguientes al nacimiento. Se produce a continuación una cicatrización completa o un proceso progresivamente menos intenso de exfoliación de las escamas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.