Se aplica al agente que interfiere con la multiplicación de un virus u otro patógeno.