Med.

Se aplica a los anticuerpos antiglobulina identificados con frecuencia en el suero de pacientes con un diagnóstico clínico de artritis reumatoide (FR). También pueden aparecer en enfermedades tan diferentes como la tuberculosis, las infecciones parasitarias, las leucemias y las enfermedades del tejido conjuntivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.