Del gr. φανερός, y γάμος, f. pl. Bot.

Uno de los dos grupos primarios en que dividió Linné el reino vegetal, en el que incluyo las XXIII primeras clases de su sistema. Como se desprende de su etimología, abarca todos aquellos vegetales en que pueden reconocerse a simple vista sus órganos sexuales, es decir, para Linné, los estambres y los pistilos. El hecho de que un órgano pueda distinguirse o no a simple vista no afecta ni a su existencia misma, ni a su morfología, ni a su funcionalismo. Por esta razón se ha desechado modernamente este vocablo, carente de trascendencia filosófica. En los modernos sistemas equivale a antófitos, embriófitos sifonógamos, espermatófitos, etc. A las fanerógamas se oponen las criptógamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.