Del gr. φάρυγξ, -υγγος, f. Biol. Anat. Bot.

Porción ensanchada del tubo digestivo de muchos animales, de paredes generalmente musculosas y situada a continuación de la boca. En anatomía, la parte del aparato digestivo situada en el fondo de la boca y unida al esófago. La faringe, es una cavidad o conducto musculomembranoso que se extiende desde el velo del paladar hasta el esófago. En el hombre y en los demás mamíferos tiene varias aberturas, por las que comunica con las fosas nasales, con la trompa de Eustaquio, con la laringe y con el esófago. En botánica, la depresión tubular que arranca del surco situado en la base de los flagelos y penetra más o menos profundamente en el citoplasma, en las células de diferentes flagelada (Cryptomonas, Peranema) (R. M.).