Del lat. fasciatus, adj. Bot.

Termino derivado de fascia, la venda o faja. En botánica, en sentir de Linné, dícese de la planta que es fasciada cuando arroja muchos tallos que, juntándose, forman como una faja, (gr., en la Beta alato caule C. B., en el Amarantus cristatus, Fil. bot., trad. de Palau). Esta definición corresponde a la llamada concrescencia fasciada, por lo menos teóricamente. Pero la fasciación simple consiste meramente en la transformación de los tallos y raíces de las plantas en órganos aplanados, de sección elíptica en vez de circular, o laminares. Generalmente, se entiende que el órgano faciado ha de serlo como consecuencia de alguna perturbación en su biología, por razón de parasitismo o de otras causas. Otros, sin embargo, llaman también fasciados, a los órganos normalmente comprimidos, como los tallos de las chumberas o nopales. En micetología, unido o pegado, concrescente, en sentido linneano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.