Med.

Reducción de la eficacia de un músculo o grupo de músculos que se refleja en un declive de la tensión máxima. La fatiga muscular local se puede deber a más o una razón, como insuficiencia de un nervio motor para transmitir impulso nervioso al músculo; fatiga en la unión neuromuscular por depleción del neurotransmisor; incapacidad del mecanismo contráctil (el miofilamento de actina y miosina) para generar fuerza; acumulación de protones procedentes del ácido láctico en el músculo; depleción del ATP y la fosfocreatina; o insuficiencia del sistema nervioso central para iniciar y transmitir impulso nervioso al músculo. Los puntos donde se da con más probabilidad la fatiga muscular local son: la unión neuromuscular, el mecanismo contráctil del músculo y el sistema nervioso central. La presencia de fatiga en la unión neuromuscular, que tal vez sea más corriente en la fibra de contracción rápida, probablemente se deba a la depleción de la acetilcolina. La fatiga en el mecanismo contráctil se puede deber a la acumulación de protones, a depleción del ATP y la fosfocreatina; depleción del glucógeno del músculo; deshidratación; o falta de oxígeno y riego sanguíneo inadecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.