La fiebre recurrente que se presenta en ciertos de varios días o semanas, característica de la enfermedad de Hodgkin u otros linfomas malignos (Pieter K. Pel, médico holandés, 1852-1919; Wilhelm Ebstein, médico alemán, 1836-1912).