Med.

La infección provocada por un bunyavirus en Egipto y en el este de África, diseminada por mosquitos o por la manipulación de ganado infectado, como oveja, búfalo, cabra, camello y vaca. Se caracteriza por fiebre abrupta, escalofríos, cefalea y dolor generalizado, seguido de dolor epigástrico, anorexia, pérdida del sentido del gusto y fotofobia. El curso de la enfermedad es de corta duración y la recuperación suele ser total; no hay un tratamiento específico; para casos de riesgo se dispone de una vacuna de virus muertos que proporciona una protección de dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.