La fiebre propia de la enfermedad consuntiva: fiebre héctica.