La fiebre que generalmente se presenta en la mujer al segundo o tercer día del parto y es precursora de la subida de la leche.