Med.

La hipertermia de al menos 38,3oC que afecta en varias ocasiones al paciente hospitalizado que no presentaba fiebre ni infección en el momento del ingreso, y cuya causa no ha podido determinarse después de investigar durante 3 días, en los que se han incubado cultivos durante 2 días.