Med.

Se define como la fiebre que se acompaña de la formación de pus.