De fijar, f. Quím. Med. Psicol.

Acción y efecto de fijar o fijarse.
En química, el estado de reposo de una sustancia después de ser agitada y movida por una operación química. También se dice del proceso químico por el que algunos seres vivos asimilan algún elemento químico, como el nitrógeno atmosférico, para formar compuesto orgánico: la fijación también puede realizarse artificialmente para obtener compuesto que se utiliza como fertilizante.
En medicina, la inmovilización de una zona fracturada hasta su curación. En cirugía, se aplica a una operación que permite mantener en una posición fija a un órgano excesivamente móvil o a los distintos fragmentos óseos provocados por una fractura.
En psicología, dícese del aspecto firme, estable y flexible del comportamiento. Durante la infancia, la fijación puede ser producto de acontecimiento traumático que impide al niño pasar a la siguiente fase del desarrollo menta. En psiquiatría, se aplica al modo de conducta en la que un sujeto tiene una relación de afiliación o de dependencia hacia otro. En el psicoanálisis, se aplica a la detención en una determinada fase del desarrollo psicosexual, como la fijación anal.
En odontología, se dice del dispositivo, como un retenedor o una corona artificial, empleado para fijar en el interior de la boca una dentadura parcial a un diente natural. Se aplica a la técnica para unir soportes ortodónticos u otros elementos directamente a la superficie del esmalte de un diente, mediante el uso de adhesivos ortodónticos.